Menu

Quillacollo retira a zona norte de mancha urbana (Los Tiempos, 26.11.2014)

Quillacollo retira a zona norte de mancha urbana (Los Tiempos, 26.11.2014)

La Alcaldía de Quillacollo decidió no incluir a los sectores de la zona norte del municipio en el proyecto de ampliación de la mancha urbana ante las últimas protestas que protagonizaron agricultores, lecheros y regantes.
“El municipio propone que se duplique la mancha urbana de 1992. Pero, se está retirando todo el lado norte, especialmente los sectores productivos de Marquina, Falsuri, Vella Vista, El Paso y Apote. Sólo el Distrito 6 ingresaría”, aseveró el alcalde de Quillacollo, Charles Becerra.
Dijo que el plan para ampliar la mancha urbana generó muchas tensiones. “Vemos que hay gente interesada en meterse en este tema como una estrategia de desgaste político del Alcalde”.
Explicó que al principio se pretendía ampliar la mancha urbana hacia la zona norte y mantener sólo enclaves agrícolas; sin embargo, por la importancia agrícola se retiró a este sector. Becerra dijo que el crecimiento será hacia el sur. Si, el Ministerio de Planificación homologa la propuesta, la mancha urbana crecerá de 18.000 hectáreas en 1994 a 29.000 en 2014.
Protesta
Pobladores de Marquina, El Paso, Bella Vista y Falsuri marcharon contra la ampliación de la mancha urbana. Los dirigentes, Edwin Latapia y Miguel Guzmán, rechazaron el avance de las construcciones. Explicaron que la decisión significa el “asesinato de los sectores productivos”.
Los lecheros denunciaron que los loteamientos afectan los canales de riego, se apropian de acequias y contaminan el agua, porque no hay servicios.
Otros denunciaron que el subalcalde del Distrito 6 opera en complicidad con loteadores. También exigieron la renuncia del responsable de Planificación.
El asesor de la Gestión de Desarrollo Metropolitano, Omar Fernández, informó que el director de Planificación, Erick Rojas, estaría obstaculizando el diálogo con sectores que rechazan la ampliación de la mancha urbana.
ALCALDÍA PRIORIZARÁ EL DIÁLOGO
Charles Becerra, alcalde de Quillacollo
Lo que está haciendo el municipio es garantizar espacios de diálogo sector por sector para poder consensuar una ampliación de la mancha urbana que permita que el área urbana pueda crecer pero sin que esto ponga en riesgo las áreas de cultivo. Pero, nos hemos encontrado con muchos conflictos. La verdad hay urbanizaciones que se han aprobado el 2004 y 2008 que no tienen homologación sin respaldo técnico son sólo declarativas; no tienen respaldo legal. Hay intereses contrapuestos entre sectores agrarios y propietarios. Nos hemos encontrado con muchos intereses de gente que se dedica incluso a la titulación de predios ante el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA).