Menu

Pese a compromiso, Bolivia sube12 veces la importación de mercurio (Los Tiempos, 21.4.20)

Pese a compromiso, Bolivia sube12 veces la importación de mercurio (Los Tiempos, 21.4.20)

Pese a que Bolivia tiene un compromiso internacional de reducción de la utilización del mercurio en la explotación mineral debido a su alto grado de toxicidad, el país incrementó la importación de este metal al menos 12 veces en los últimos cuatro años. Así lo establecen el resultado de una investigación recientemente publicada bajo el nombre de “Abriendo la caja negra de cadenas forma-les e informales del comercio de mercurio”. Esta investigación fue realizada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, con sede en Amsterdam, en coordinación con al menos media docena de otras instituciones de varios países, entre las cuales destaca el Centro de Documentación e Información Bolivia (Cedib).Según el estudio, Bolivia importó en los últimos cuatro años, entre 647 y 1.366 toneladas de mercurio (a un promedio de 161 y 341 toneladas por año respectiva-mente), cuando en informes del Instituto Nacional de Estadística (INE), las importaciones de este mineral hasta 2014 iban a razón de 15 toneladas por año.

El responsable de Políticas de Salud del Cedib, Marco Gandarillas, hace aquí dos precisiones: primero, no existen cifras actuales confiables de parte del Gobierno, por lo que los investigadores tuvieron que buscar otras fuentes, tales como los proveedores de México (de donde se importa el 93 por cien-to del mercurio), y segundo, esas fuentes dieron dos cifras distintas 647 y 1.366. “De ahí que se maneja ese rango en cuanto a las importaciones”, explica Gandarillas.

El incremento, sin embargo, se maneje cualquiera de las dos cifras, llama poderosamente la atención, sobre todo tomando en cuenta que Bolivia suscribió el Convenio de Minamata, acordado en 2013, en esta ciudad de Japón, acuerdo por el que los países se comprometen a reducir gradualmente la importación, utilización en explotación aurífera y vertimiento del mercurio en sus respectivos territorios.

Países limítrofes, como Perú, comenzaron a aplicar leyes muy rígidas desde 2014, pero en Bolivia, lejos de reducirse, la importación se ha incrementado 12 veces y se ha convertido en el segundo importador global de este mineral con el 25 por ciento de consumo total del planeta, como lo desvela el estudio.

La investigación también identificó 37 empresas formales que internan el mercurio en Bolivia de forma legal. Nueve de éstas llegan a ingresar el 84 por ciento del total en Bolivia, y cuatro de estas nueve tienen relaciones con empresas peruanas.

De aquí surge la hipótesis de que, siendo en Perú, ilegal la importación de mercurio, este mineral llega primero a Bolivia, desde donde se lo transfiere de forma clandestina al país vecino, muy probablemente para actividades de explotación aurífera, tal como ocurre en los Yungas en Bolivia.

Otro aspecto que destaca el estudio es que estas empresas llegan a ganar entre cinco y 20 veces más por la importación y venta al menudeo, con lo que se habla de un grupo empresarial emergente.

El comercio se concentra en La Paz y El Alto

El estudio también devela que el 61 por ciento del comercio del mercurio se lo realiza en la ciudad de La Paz, y el 30 por ciento en El Alto, haciendo un total de 91 por ciento en la Sede de Gobierno.

La venta se la realiza en mercados al aire libre con alta aglomeración de personas. La misma internación del producto ocurre por tierra, en transporte de carga y en algunos casos incluso en buses de pasajeros (flotas).

“Esto nos hace ver el alto grado de peligrosidad que pone en riesgo la salud de las personas”, explica el responsable de Políticas de Salud del Cedib, Marco Gandarillas, al observar que hay muy poco control por parte de las autoridades a nivel nacional y departamental.

Consecuencias

La investigación hace énfasis en la importación del mercurio debido a los altos grados de toxicidad, al punto que sus efectos pueden ser bioacumulables y antróficos. “Bioacumulable quiere decir que las enfermedades pueden pasar de un ser vivo al otro”, explica el investigador Marco Antonio Gandarillas.

Pero, además, las enfermedades pueden ser hereditarias, es decir, que pueden transferirse por varias generaciones.

Algunos de los principales efectos en la salud son:

-Malformaciones congénitas

-Problemas neurológicos (fotofobia, hipotonía).

-Pérdida de dientes y de cabello.

-Pérdida de la visión.

-Irritabilidad y angustia.

-Insomnio.

-Vómitos y diarrea.