Los comunarios resisten acción edil sobre terreno de Aranjuez (Página Siete 28.02.2013)

Los comunarios resisten acción edil sobre terreno de Aranjuez (Página Siete 28.02.2013)

A palos, los pobladores impidieron un enmallado

Sergio A. Miranda /    

De acuerdo con la Subalcaldía de Mallasa, el área verde comprende 13.500 metros cuadrados, de los cuales 6.000 fueron avasallados.

A golpes y palos, una veintena de comunarios de Mecapaca resistió ayer la recuperación de un área verde en la zona de Aranjuez, por parte de la Alcaldía de La Paz. No hubo heridos durante la gresca pero dañaron cámaras de medios de comunicación.

A las 8:30, la comuna paceña, bajo el mando de la subalcaldesa de Mallasa, Rosmery Acarapi, trabajaba en el colocado de callapos para luego enmallar una parte del terreno ubicado en un cerro de la zona, a la altura del parque Bartolina Sisa.

“Ésta es una acción real ante futuros avasallamientos de sindicatos agrarios que alegan derecho propietario sobre el sector”, explicaba la autoridad, cuando llegó una veintena de comunarios que aseguró ser del municipio de Mecapaca.

Luego de descender de dos minibuses y una camioneta, los comunarios destrozaron letreros de la Alcaldía de La Paz y forcejearon con funcionarios ediles; también, tiraban los materiales de la comuna por un talud próximo y echaron estuco en los rostros de los trabajadores y de algunos periodistas.

La Guardia Municipal y el único policía que estaba en el sector trataron de poner calma.

Situación del terreno

El área verde tiene 13.500 metros cuadrados, de los cuales 6.000 metros están avasallados, según la Subalcaldía de Mallasa. Esa extensión fue vendida a un privado y en el área se colocaron calaminas que impiden el paso.

Sin embargo, los comunarios alegaron que eran dueños de los terrenos que están en el área y que sus papeles estaban en orden en la Alcaldía de Mecapaca.

“Hemos quedado con la Alcaldía (de La Paz) en que ambas partes no tocarán el terreno y ahora quiere enmallarlo para no dejarnos entrar”, dijo Felipe Quispe, dirigente vecinal de la zona de Mallasa, quien aseguró que unas 30 familias viven en el sector. Advirtió con tomar la Subalcaldía si ésta interviene nuevamente.

En tanto, la subalcaldesa Acarapi dijo que los primeros en romper el acta de no intervenir en el sector fueron los comunarios. “Ellos hicieron movimientos de tierras y talaron árboles”.