La expectativa por la legalización alienta el negocio inmoviliario en el Parque Tunari (20.9.16)

La expectativa por la legalización alienta el negocio inmoviliario en el Parque Tunari (20.9.16)

Los campesinos que habitan en el interior del parque aseguran que no son loteadores y buscan su legalización. Un parlamentario propone una ley para convertir a los habitantes en guardaparques. Ellos sólo quieren ser reconocidos como comunarios originarios.

Gustavo Moscoso

La Paz, 20 de septiembre (ANF).- Las casas precarias comparten espacio con grandes y lujosas viviendas en el parque Tunari de Cochabamba, dentro del área protegida (a partir de la cota 2.750 sobre el nivel del mar), donde se puede observar el crecimiento de la infraestructura, los servicios y la población, sin que se encuentre una solución al respecto.Los campesinos de la zona quieren ser declarados comunarios originarios, mientras que un parlamentario propone convertirlos en guardaparques. En medio de esa expectativa por la legalización, el negocio inmobiliario ha ido en aumento, según alerta el Centro de Documentación e Información Bolivia (CEDIB).

Marco Gandarillas, director del CEDIB, afirmó que los asentamientos que rodean al reservorio natural  son un negocio de explotación inmobiliaria, pues las mismas autoridades al brindar servicios como agua o alcantarillado hicieron que las tierras se valoricen.

“Desde la permisión de las Lomas de Aranjuez (urbanización cerrada) se dio paso libre para que otros sectores sociales pueblen las tierras colindantes al Parque Tunari.  Los grupos sociales que se asentaron en las faldas del parque Tunari son de todo tipo, desde la clase acomodada, como las Lomas de Aranjuez, viejas comunidades indígenas y por supuesto, loteadores”, dijo Marco Gandarillas a ANF.

En cambio, Rene Saravia, Secretario General de la Sub Central de Campesinos Norte del Parque Nacional Tunari y dirigente de todas las comunidades que existen dentro del parque Tunari, afirmó que su sector propuso una ley el año pasado para que sus habitantes sean reconocidos como comunitarios originarios, no como asentados y menos como loteadores.

“Se hizo una propuesta de ley el año pasado bajo la cabeza de la Federación Única de Trabajadores Campesinos de Cochabamba. Donde debemos cambiar la ley 12/62, pero en ningún momento nosotros como guardias, si no como comentarios originarios, nosotros siempre hemos existido antes de la ley 12/62 como comunidades agregarías campesinas”, dijo mientras participaba de un evento deportivo dentro del parque, donde este medio lo visitó.

Actualmente, existe un proyecto de ley que pretende nombrar como “guardianes del Parque Tunari” a los asentados dentro el margen de la cota 2.750. Sin embargo, el instrumento legal aún no salió de la comisión de constitución de la Cámara de Diputados, donde fue enviada luego de que el diputado Víctor Gutiérrez la presentara.
“La ley pretende legalizar los asentamientos desde la cota 2.750, esto profundizará los asentamientos y se triplicará”, alertó Gandarillas.

El proyecto de Ley No 161-16, presentado por el  diputado Gutiérrez el 12/05/2016 plantea legalizar la posesión de inmuebles de alrededor de 30.000 personas, que desde hace más de dos décadas atrás viven en dicha zona. De la misma manera, busca poner fin al avasallamiento de loteadores de tierras del Parque Nacional Tunari.
“Esto alienta a los especuladores de suelo, pues al ver que se legalizarán algunas zonas incurren en ofrecer terrenos”, dijo Marco Gandarillas.

“No somos loteadores”
El dirigente Rene Saravia denunció que existe gente que injustificadamente denomina loteadores a los habitantes del parque. “Existen personas que quieren actuar de mala fe, nos quieren hacer parecer como loteadores, como incendiarios, eso es falso. No es como dicen, nosotros tenemos títulos ejecutoriales individuales y colectivos. Nosotros estuvimos en esas zonas dese la reforma agraria, incluso desde la época Republicana. Para realizar cualquier acción dentro el parque, queremos que se nos consulte, a los originarios, a los dueños que somos”, afirmó.

Las comunidades originarias que habitan la cota 2.570, según Rene Saravia, son nueve: Taquiña Norte, Leuke Pampa, Tunari, Taquiña Chico, Tirani, Andrada, Ex fundo Andrada, Ornori Pampa y Pacoya . La mayoría de sus habitantes vive de las agricultura y la floricultura.

Sin embargo, el director del CEDIB indicó que no hay comunidades indígenas que estuvieran ahí y lamentó la falta de información oficial por parte de las autoridades. “Este tipo de estudios no corresponden a entidades privadas como el CEDIB, son los municipios y gobernación quienes deberían tener un mejor control; y no solo facilitar con servicios básicos a las personas que se asientan en la cota 2.570”.

Antecedentes
El Parque Nacional Tunari ubicado en el Departamento de Cochabamba fue creado por Decreto Supremo de 30 de marzo de 1962, el mismo que posteriormente fue elevado al rango de Ley el 4 de noviembre de 1963. Dicho parque abarca o comprende a su vez la jurisdicción de tres provincias al interior del departamento de Cochabamba: Chapare, con su Primera Sección Sacaba, la Provincia Cercado con su municipio del Cercado y la provincia Quillacollo con la Sección de Tiquipaya principalmente.

El Parque Nacional Tunari cuenta con una extensión aproximada de 3.295 km2, cuya altitud varía desde los 2600 hasta los 4500 metros sobre el nivel del mar.
Es conocido por todos en el departamento de Cochabamba el constante asentamiento de innumerables personas tanto de forma individual como de forma colectiva por encima de la Cota 2.750 y que durante los últimos 25 años se fueron incrustando al interior del referido Parque Nacional Tunari, no obstante, de estar prohibido cualquier asentamiento dentro de los límites del tantas veces mencionado “Parque Tunari”.

/GM/MVV/