Menu

La espía penetró la marcha en Yucumo y oyó la planificación (El Deber, 18.07.13)

La espía penetró la marcha en Yucumo y oyó la planificación (El Deber, 18.07.13)

NUEVAS REVELACIONES DEL CASO CHAPARINA

Almaraz y Olivera creen que la cabo Cáceres siguió a los activistas desde La Paz y que estuvo en la organización del apoyo. Nuevas fotos lo confirman

Nadie la notó, pero el 21 de septiembre de 2011, la cabo de Policía Angélica Dayana Cáceres Ramírez siguió a los activistas en defensa del Tipnis de La Paz a Chaparina. Se mimetizó entre ellos en Yucumo al día siguiente, desayunó con el exviceministro Alejandro Almaraz, Lino Villca y Óscar Olivera, y estuvo en la planificación de la estrategia de apoyo a la octava marcha, que estaba cercada en Chaparina por la Policía. Así lo ha revelado ayer el testimonio de tres activistas que estuvieron allí ese día y un juego de fotografías tomadas por ellos.

“Tuvo que salir de La Paz con nosotros, organizamos todo muy rápido y no nos conocíamos entre todos los activistas. Ella debió infiltrarse ahí y apareció en Yucumo”, asegura Almaraz. “Íbamos en un par de vehículos y algunos en una flota. Estoy convencido de que ella (la cabo Cáceres) se sumó como activista en la flota. Lo grave es que la agente escuchó toda nuestra planificación en Yucumo”, recuerda Olivera. “Como la convocatoria fue abierta para ingresar a reforzar la octava marcha, me pareció normal no conocer a algunas personas”, dice un tercero, que ha pedido se cuide su identidad.

Lo cierto es que las nuevas fotografías y testimonios dan cuenta de que el 22 de septiembre, de Yucumo a Chaparina y hasta el día de la represión, la cabo Cáceres consiguió quedarse en la marcha indígena, en un escenario marcado por un cerco policial y por un bloqueo de campesinos en Yucumo.

Burló controles

Olivera recuerda que la guardia indígena era rigurosa y que los activistas llegados con él de Cochabamba y La Paz tenían aval de centrales indígenas, pero que hubo casos de expulsión por falta de respaldo. “Por lo que veo esa agente de Inteligencia burló el control de la seguridad interna”, relata el activista. Los nuevos indicios deben investigarse

Indígenas piden un informe policial

Los dirigentes originarios Fernando Vargas y Pedro Nuni, tras conocer las nuevas revelaciones sobre la infiltración, han reclamado al Comando Nacional de la Policía que remita un informe oficial que explique estos datos y los documentos que desvelan la participación de la cabo Cáceres en la octava marcha indígena.

“El comandante Aracena dijo que había instruido una investigación a la inspectoría policial hace una semana; bueno, él debe incluir estos nuevos datos y debe entregar el informe ya”, demandó Nuni, uno de los dirigentes que fue reprimido en dicha movilización. Se espera el pronunciamiento.

“Desayunó con nosotros en Yucumo; sabía todo”
Óscar Olivera/ – Activista –

Todo comienza a tener sentido para Óscar Olivera, activista cochabambino de apoyo a la octava marcha (2011). Las fotos reveladas ayer, para él, muestran que el Gobierno espió a su organización todo el tiempo.

 ¿Qué le dicen las nuevas fotos de la infiltración de la cabo Cáceres?

Esa foto para mí es clave. Cuando llegamos de La Paz a Yucumo y nos hicieron bajar los policías, tuvimos que ir a pie a un local del pueblo donde desayunamos y planificamos la estrategia de apoyo. Las fotos revelan que ella oyó todo.

 ¿Qué oyó ella?

Nuestra estrategia de apoyo para la marcha indígena.

 ¿Ella vino con ustedes?

Íbamos en un par de vehículos y algunos en una flota. Estoy convencido de que ella (la cabo Cáceres) se sumó como activista en la flota. Lo grave es que la agente escuchó toda nuestra planificación.

 ¿La recuerda usted?

No, no la recuerdo. Nosotros teníamos el aval de la OICH, ella no sé de quién tendría respaldo. Burló los controles