García Linera dice que en Bolivia se profundizó la democracia y el Cedib lo refuta (Opinión, 6.8.19)

García Linera dice que en Bolivia se profundizó la democracia y el Cedib lo refuta (Opinión, 6.8.19)

| La Paz | ABI | 06 agos 2019 | 15:29

ÁLVARO GARCÍA LINERA, VICEPRESIDENTE DE BOLIVIA. FOTO: ABI

Durante su discurso ofrecido ante la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) por los 194 años de la independencia de Bolivia, el vicepresidente Álvaro García Linera afirmó que durante el Gobierno de Evo Morales se profundizó la democracia y garantizó la libertad de asociación y pensamiento. Sin embargo, el Centro de Documentación e Información Bolivia (Cedib) lo refutó.
García Linera dijo que la calidad de la democracia se profundizó. “A diferencia de otros países del mundo no solo elegimos a autoridades a través del voto en elecciones libres y garantizamos la libertad de asociación y pensamiento, también hemos revitalizado el sindicalismo, el comunitarismo y acción colectiva como modos de toma de decisión del poder estatal”.
A través de su responsable de Incidencia Política, Marco Gandarillas, el Cedib alertó de un grave deterioro en la relación entre la sociedad civil y el Estado, que hoy es controlado por el Gobierno. Denunció que no solo se cooptaron y dividieron a las organizaciones sociales y sindicales críticas al Gobierno, sino que también se criminalizó la protesta tal como sucede con la dirigencia de la Asociación de Productores de Coca (Adepcoca).
El investigador dijo que los hechos demuestran todo lo contrario a un supuesto respeto a la libertad de asociación y pensamiento, ya que Adepcoca no solo devela un macabro plan propiciado desde el Gobierno para descabezar a su dirigencia, sino que ha ejecutado procesos judiciales sin cumplir con el debido proceso, vulnerando derechos constitucionales de los acusados.
“La persecución también se ha dado en contra de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia; son tantos los casos desde el 2010 que la relación de la sociedad civil y el Estado se ha deteriorado y agudizado demasiado (…). Se llevaron denuncias a foros internacionales, pero no se ha investigado ninguno”, dijo.
Gandarillas señaló que la estrategia gubernamental se dio a través de la penetración y división de las más grandes organizaciones sociales como la Central Obrera Boliviana, la Confederación Sindical Única de Campesinos de Bolivia y otras, donde los interlocutores son afines al Gobierno y si no se someten, son perseguidos y judicializados.
“¿Qué organizaciones independientes hay?, detrás de esos liderazgos no hay organizaciones independientes, la COB está manejada clientelarmente, la CSUTB, igual, y así podemos ver, sus líderes responden directamente al Gobierno y no hay mecanismos de democracia interna porque prácticamente han sido tomadas por asalto”, cuestionó.

Lamentó que desde el Gobierno lejos de garantizar el funcionamiento de organizaciones no gubernamentales (ONG) capaces de interpelar, se optó por el amedrentamiento y mecanismo de hostigamiento, pero a la vez, de propiciar un sinnúmero de ONG afines o funcionales.