Cooperativistas y asalariados miden fuerzas y no hay solución (Página Siete, 11.9.2012)

Cooperativistas y asalariados miden fuerzas y no hay solución (Página Siete, 11.9.2012)

Fencomin anuncia desde hoy bloqueo de caminos y movilización

CONFLICTo Los asalariados señalan que mineros de Huanuni y de todas las operaciones de la Comibol se sumarán a la protesta. Gobierno verifica la lista de cooperativas.

Página Siete / La Paz – 10/09/2012

Los mineros cooperativistas y asalariados mostraron ayer sus fuerzas en su pugna por el control de la veta Rosario en la mina Colquiri. El Gobierno dilata la solución al conflicto. Ayer, los dos sectores ocuparon las principales vías del centro de la ciudad de La Paz.

Cientos de afiliados a la Federación Departamental de Cooperativistas Mineros (Fedecomin) de La Paz ingresaron en marcha por el centro paceño, en medio del estruendo de petardos y dinamitazos.

El presidente del consejo de esa organización, Miguel Coñaja, exigió al Gobierno “el estricto cumplimiento a los acuerdos y del DS 1337 (delimitación)”, pero añadió que “lamentablemente se está dilatando (la solución) y por el cansancio nos quieren arrastrar (hacia los asalariados), pero no pueden someter a un sector tan grande como el cooperativista”.

La movilización de los cooperativistas y el bloqueo de algunas vías por los asalariados colapsaron el tráfico cerca del mediodía y la Policía desplegó carros Neptuno además de un contingente ante la amenaza de enfrentamiento entre ambos bandos.

El secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia, Miguel Pérez, manifestó su preocupación porque “esa contramarcha puede desembocar en una gran confrontación”, y lamentó que el conflicto “no tenga visos de solución”, reportó la red ERBOL.

Más tarde, en el ampliado de la Federación Nacional de Cooperativistas Mineros (Fencomin), realizado en la ciudad de Oruro, se determinó el bloqueo nacional de carreteras desde las cero horas de hoy. Y, en Colquiri, los asalariados se reunieron en asamblea para agudizar las medidas de presión.

Pérez afirmó que, hasta ahora, “hemos sido pacientes con el Gobierno, pero nos quieren llevar a la confrontación; como asalariados de todo el país decidiremos las medidas que tomaremos junto con Huanuni, Colquiri y todas las empresas mineras estatales”.

El 29 de agosto, el Ejecutivo aprobó el DS 1337 -complementario al 1264, de nacionalización de Colquiri-, el cual define que además de la veta Rosario, sus ramales serán incluidos dentro de la concesión a la Cooperativa Minera 26 de Febrero. Con esa decisión, el taller de mantenimiento y la rampa de acceso a la veta San Antonio, donde los trabajadores de la Comibol desarrollaban operaciones quedaron dentro del área designada a los cooperativistas.

Ante ello, los asalariados tomaron el control total de yacimiento y paralizaron las actividades desde entonces con la única demanda de que el Gobierno entregue la totalidad de Colquiri a la Comibol.

Durante el fin de semana, el Ejecutivo, a través del ministro de Gobierno, Carlos Romero, se dedicó a comprobar en el Servicio General de Identificación Personal (SEGIP) la veracidad de las nóminas de quienes siguen en filas de la Cooperativa 26 de Febrero y de un grupo de más de 150 ex socios de ésta que desean convertirse en asalariados.

El Gobierno alega que esa verificación permitirá definir cuánta gente hay en ambos bandos, aunque Romero adelantó el fin de semana que hay 371 cooperativistas, cuyos derechos no pueden ser desconocidos.

Las labores de Colquiri están paralizadas por nueve días con 200 mil dólares de pérdidas día.