Cedib: Desechos de Comsur aún contaminan la represa de Milluni (Página Siete, 29.6.19)

Cedib: Desechos de Comsur aún contaminan la represa de Milluni (Página Siete, 29.6.19)

Afirman que los proyectos impulsados por el Ministerio de Medio Ambiente sólo apuntan a optimizar la disponibilidad del recurso, pero no mejoran su calidad.

Las aguas que desembocan en la represa de Milluni y que se destinan al consumo para los habitantes de la ciudad de La Paz contienen metales tóxicos que fluyen de los pasivos ambientales que dejó Comsur, la empresa que hace años explotaba minerales en el lugar, informó el Centro de Documentación e Información Bolivia (Cedib).

“El caso  más dramático es el sistema de Achachicala, cuya principal presa es Milluni, que abastece al centro de La Paz. Al respecto hay información pública de la Contraloría y estudios académicos sobre la contaminación provocada por operaciones de las cooperativas, además de los pasivos ambientales que dejó acumulados Comsur; por lo tanto, estas aguas   ácidas que descienden contienen hierro, zinc, plomo, cadmio y otros minerales”, afirmó el investigador del Cedib, Óscar Campanini.





Precisó que en la actualidad el problema es que estos desechos abandonados se encuentran encima de la gran represa y fluyen hacia el agua que se destina para el consumo humano.

El investigador mencionó que después de la crisis del agua, en 2016,  el Ministerio de Medio Ambiente y Agua invirtió recursos para el sistema de Achachicala, para  mejorar el rendimiento de los canales que llevan el recurso desde las represas hasta las plantas de tratamiento, pero no así para atender el problema de la calidad del agua que se distribuye en la ciudad de La Paz.

Siga las noticias de eju.tv por Telegram, Whatsapp o Facebook

“Sabemos que se han encarado cinco proyectos, por ejemplo de las aducciones en el sistema de Pampahasi, y las represas de uso múltiple. Desafortunadamente ninguno de estos proyectos pone atención al tema de la contaminación  del agua que se genera por las operaciones mineras en el lugar”, afirmó Campanini.

Este medio se contactó con el Ministerio de Medio Ambiente para conocer su versión sobre el estudio, pero pidieron dirigirse a la Empresa  Prestadora  de Servicio de Agua Potable con Seguimiento (AAPS) y Epsas.

En un comunicado que publicó la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento, señaló que el agua que suministra al área metropolitana cumple con los estándares de calidad.

“Tratamos el agua proveniente de las fuentes en plantas potabilizadoras, que aseguran la calidad”, dice el documento, que agrega que el líquido es verificado en el laboratorio de Epsas, acreditado por Ibmetro con norma internacional ISO/IEC 17025.