Menu

72% considera que se deben reducir plantaciones de coca (Página Siete, 3.7.2012)

72% considera que se deben reducir plantaciones de coca (Página Siete, 3.7.2012)

El Gobierno destaca erradicación de 5.098 hectáreas en seis meses

Autorización 17 de cada 100 opina que se deben mantener los márgenes permitidos de cultivo de coca, apenas 7% cree que los cultivos legales deben aumentar.

Boris Miranda / La Paz – 03/07/2012

El 72% de la población del país considera que los márgenes permitidos de cultivos de coca en el país deben reducirse, mientras apenas siete de cada 100 opina que éstos tendrían que aumentarse.

Ayer se presentó el informe de erradicación de la hoja correspondiente al primer semestre de 2012. Los objetivos de medio año fueron cumplidos, pues se eliminaron 5.098 hectáreas (ha). Hasta diciembre se espera llegar a la eliminación de 10.000 ha.

La última encuesta de IPSOS reveló que más de dos tercios de la población en todo el país pide que la coca legal sea reducida.

El estudio de opinión pública fue realizado en los nueve departamentos del país. En todas las ciudades capitales y 41 municipios rurales e intermedios.

2.000 personas fueron entrevistadas entre el 15 y el 25 de mayo de este año. Todos los encuestados fueron mayores de edad. Todas las variables socioeconómicas y grupos etáreos fueron tomados en cuenta.

993 fueron hombres y 1.007 fueron mujeres; 412 correspondientes al grupo de edad de 18 a 24 años, 570 al grupo de 25 a 34 años, 631 al grupo de 35 a 54 años y 387 al segmento de 50 años a más. La encuesta revela que 17 de cada 100 bolivianos cree que el límite de plantaciones legales de coca debe mantenerse en la cifra actual: 12.000 hectáreas. Apenas el 7% considera que estos márgenes deban incrementarse.

Sin embargo, la intención de los productores del Chapare es que la hoja permitida debe alcanzar a las 20.000 hectáreas. Esta posición podría verse reflejada en la futura Ley de la Coca, que es elaborada por el Viceministerio de Defensa Social.

Al respecto, el viceministro de la coca, Dionisio Núñez, manifestó que la futura norma reflejará la nueva visión del Estado sobre la producción, circulación, comercialización y revalorización de la hoja tradicional.

En una entrevista con Prensa Latina en Quito, Ecuador, Núñez señaló que esta ley en proceso de elaboración es un mandato constitucional que permitirá regular esta plantación, ya que otra norma jurídica se ocupará de establecer la penalización de las sustancias controladas.

Chuquisaca es el departamento que mayor aceptación tiene a la ampliación de los cultivos. 14 de cada 100 indica que se deben incrementar los márgenes permitidos, mientras que 34% opina que deben mantenerse en el límite actual. Apenas tres de cada diez chuquisaqueños opina que se deben bajar los topes.

En cambio 85 de cada 100 benianos afirma que la coca debe reducirse. En La Paz son siete de cada diez los que considera que deben existir menos plantaciones de coca tradicional en el país.

Punto de vista

Marcelo SilvaPolitólogo: Durante el último tiempo la producción de la hoja de coca se ha convertido en un nuevo símbolo, se ha vuelto un emblema del poder. Cuando la hoja de coca era un elemento discursivo del MAS, simbolizaba a los pobres, al bloque popular. Fue una bandera política de la transformación y el cambio. Hoy se entiende a la coca como el símbolo del poder, de la generación de la nueva riqueza. Hay un actor social que se ha abierto el camino y que tiene todo el poder y tiene que ver con la coca.

A diferencia de hace varios años, hoy se desea que la producción de la hoja se reduzca. La tendencia era absolutamente contraria en los años previos de la llegada de Evo Morales al Palacio de Gobierno.

El aumentar las plantaciones de coca ahora representan un peligro muy serio. Ya tenemos una buena cantidad de coca excedentaria que va para el narcotráfico. Esto puede generar un impacto fuerte ante la comunidad internacional. En el exterior, Bolivia presenta una imagen cuestionable en cuanto a lucha contra el narcotráfico.

En segundo lugar puede generar un incremento de la inseguridad ciudadana debido a que esto generan las bandas internacionales. Y en tercer lugar, el incremento de las plantaciones y del narco puede repercutir en el consumo de estupefacientes en el país. Bolivia corre peligro de dejar de ser país de tránsito y producción a a ser un país de consumo.

 

Ficha técnica

  • Empresa IPSOS.
  • Universo Compuesto por personas de 18 años de edad a más, de ambos sexos y de todos los niveles socioeconómicos, que residen en el área urbana y rural de los nueve departamentos. La encuesta fue realizada entre el 15 y 25 de mayo.
  • Muestra Conformada por 2.000 personas respetando la distribución real por género y edad.
  • Margen de error El diseño y tamaño muestral permiten realizar estimaciones en los resultados totales con un margen de error de + 3,39%, estimando una confiabilidad del 95% al asumir la máxima dispersión en los resultados (p/q=1).