250 cooperativistas se aferran a veta de $us 5.781 millones (Página Siete, 7.9.2012)

250 cooperativistas se aferran a veta de $us 5.781 millones (Página Siete, 7.9.2012)

Fencomin dice que retendrán veta Rosario incluso sólo para 10 socios

RESERVA  Los mineros asalariados aseguran que la veta posee una reserva de 300 mil toneladas de estaño y que otras cooperativas piden la nacionalización total.

Natalí Vargas / La Paz – 06/09/2012

Un grupo de no más de 250 mineros cooperativistas de Colquiri se aferra a una veta con una reserva de estaño que al precio actual está valuada en al menos 5.781 millones de dólares.

Simultáneamente, al menos mil trabajadores dependientes de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), quienes afirman que paralizaron actividades en seis centros de operación, se sumaron a la demanda de que el Gobierno revierta el 100% de ese yacimiento al Estado; además, los funcionarios de la oficina central de Comibol apoyan el pedido de los asalariados.

El secretario de conflictos del Sindicato de Trabajadores Mineros de Colquiri, Jaime Romero, reveló ayer, mediante la red ERBOL, que la veta Rosario tiene una reserva de casi 300 mil toneladas de estaño.

El 29 de agosto, con la aprobación del Decreto Supremo 1337, el Gobierno definió que dicho depósito mineralógico y sus ramales D y N sean áreas de operación para la Cooperativa 26 de Febrero.

Esa disposición agravó la tensión entre cooperativistas y asalariados en Colquiri, que ya se manifestó desde el 20 de junio, cuando el DS 1264 revirtió para la Comibol la mina que operaba Sinchi Wayra, subsidiaria de Glencore.

El miércoles, cerca de 250 socios de la 26 de Febrero -mediante cinco representantes- hicieron pública su intención de pertenecer a la estatal Empresa Minera Colquiri. Su dirigente, Alberto Condori, dijo a Página Siete que en la Cooperativa 26 de Febrero “había cabecillas que eran los más beneficiados” y que sólo ellos “quieren que se mantenga”.

Dijo que con el nuevo grupo que resolvió convertirse en asalariado sólo 250 siguen en la citada cooperativa; cuando se dio la nacionalización, quedaron unos 500.

Según el dirigente del comité de huelga de cooperativistas de Colquiri, Segundino Fernández, antes de la reversión eran 1.300 cooperativistas, sin embargo, el presidente de la Federación Nacional de Cooperativistas Mineros (Fencomin), Albino García, afirmó que eran 1.100 los registrados.

García dijo que, restando los 400 que decidieron pasarse a la Comibol, quedaron 700 socios, aunque enfatizó que en el ampliado del sector en esa localidad, realizado ayer, se diría “que es mentira lo que dicen los asalariados, que estamos minimizados”.

“El derecho preconstituido que tienen las cooperativas permanece y así se vaya el 99% de los socios, si hay diez cooperativistas, por los diez vamos a pelear ”, dijo.

El miércoles, el viceministro de Política Minera, Jorge Villca, luego de inspeccionar el lugar, afirmó que en la veta Rosario hay “probablemente de 25 a 30 metros de ancho mineralizado, en complejos, con mayor contenido en estaño y menos proporción de plomo; es la más valiosa y es el sostén de la empresa”.

Diálogo en nuevo cuarto intermedio

El diálogo entablado entre el Gobierno, la Central Obrera Boliviana (COB) y dirigentes de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia entró en un nuevo cuarto intermedio. El Gobierno ha delegado la decisión de nacionalizar Colquiri a los cooperativistas y asalariados.

Al final de la tarde de ayer, las reuniones entraron en un compás de espera hasta las 22:30. Sin embargo, se supo que el encuentro tuvo momentos tirantes ya que los mineros asalariados bloquearon El Prado paceño, molestos porque se cumplieron las 72 horas que habían dado al Gobierno para revertir el 100% de Colquiri y no recibían una respuesta positiva.

El viceministro de Política Minera, Jorge Pérez, sugirió que sean los cooperativistas y los asalariados quienes “se sienten y hablen de la casa, cómo se podría hacer una explotación minera en beneficio del Estado boliviano”.

Radio Erbol reportó que en el distrito minero, ubicado en la provincia Inquisivi del departamento de La Paz, los sindicalizados se preparan para un posible traslado masivo a la sede de Gobierno.