Cierre de ciclo de conferencias Realidad de la presencia de las industrias extractivas en Bolivia, Ecuador y Perú

Cierre de ciclo de conferencias Realidad de la presencia de las industrias extractivas en Bolivia, Ecuador y Perú

El proyecto Alianza de Oro: experiencia andina de defensa de los derechos humanos frente a la actividad minera, financiado por la Unión Europea, culminó el primer ciclo de conferencias introductorias, el cual tiene por objetivo conocer la realidad económica, social y política de los países “aliados” del proyecto, ante el extractivismo y su impacto en los derechos humanos.
La Paz, Bolivia, 9 de junio de 2021 – Cierre del primer ciclo de conferencias virtuales entre Bolivia, Ecuador y Perú del proyecto Alianza de Oro: experiencia andina de defensa de los derechos humanos frente a la actividad minera. Las conferencias plantearon un espacio de intercambio de experiencias de las instituciones que ejecutan el proyecto; CEDIB Centro de Documentación e información (Bolivia), Centro de Estudios Regionales Andinos Bartolomé de Las Casas – CBC (Perú), COMUNIDEC Fundación de Desarrollo (Ecuador), haciendo un repaso histórico, contexto nacional, reflexión y plenaria en torno a la situación particular de estos tres países.

En Bolivia y Perú, el extractivismo ha prevalecido desde la época colonial, arraigada a una fuerte dependencia de la explotación de los recursos naturales, Ecuador se suma a este proceso extractivista minero a partir de los años 70. Los tres países en los cuales se ejecuta el proyecto: Bolivia, Ecuador y Perú, comparten una relación histórica con el modelo extractivista que a pesar de haber tenido épocas de auge y atribuir la bonanza económica en ciertos periodos, ha demostrado ser insostenible, presentando más impactos negativos y adversos a las coCierre de ciclo de conferencias Realidad de la presencia de las industrias extractivas en Bolivia, Ecuador y Perú
El proyecto Alianza de Oro: experiencia andina de defensa de los derechos humanos frente a la actividad minera, financiado por la Unión Europea, culminó el primer ciclo de conferencias introductorias, el cual tiene por objetivo conocer la realidad económica, social y política de los países “aliados” del proyecto, ante el extractivismo y su impacto en los derechos humanos.
La Paz, Bolivia, 9 de junio de 2021 – Cierre del primer ciclo de conferencias virtuales entre Bolivia, Ecuador y Perú del proyecto Alianza de Oro: experiencia andina de defensa de los derechos humanos frente a la actividad minera. Las conferencias plantearon un espacio de intercambio de experiencias de las instituciones que ejecutan el proyecto; CEDIB Centro de Documentación e información (Bolivia), Centro de Estudios Regionales Andinos Bartolomé de Las Casas – CBC (Perú), COMUNIDEC Fundación de Desarrollo (Ecuador), haciendo un repaso histórico, contexto nacional, reflexión y plenaria en torno a la situación particular de estos tres países.

En Bolivia y Perú, el extractivismo ha prevalecido desde la época colonial, arraigada a una fuerte dependencia de la explotación de los recursos naturales, Ecuador se suma a este proceso extractivista minero a partir de los años 70. Los tres países en los cuales se ejecuta el proyecto: Bolivia, Ecuador y Perú, comparten una relación histórica con el modelo extractivista que a pesar de haber tenido épocas de auge y atribuir la bonanza económica en ciertos periodos, ha demostrado ser insostenible, presentando más impactos negativos y adversos a las comunidades indígenas, sus territorios y de manera extensiva a toda la dinámica socioeconómica de los países.
Las presentaciones sobre el contexto de las tres regiones, identificaron un modelo extractivista exacerbado, de acuerdo a lo expuesto por los conferencistas de estos países. Se presentaron tres dimensiones básicas del extractivismo: el volumen de recursos extraídos, intensidad en la extracción y destino del recurso, caracterizada por el control territorial por parte de las cooperativas y empresas transnacionales extractivistas, a través de concesiones que promueven la expansión territorial de la minería, que en muchos casos ocupan territorios indígenas y áreas protegidas, amparados en estrategias políticas, económicas estatales, que en numerosas ocasiones vulneran el derecho a la consulta previa o seCierre de ciclo de conferencias Realidad de la presencia de las industrias extractivas en Bolivia, Ecuador y Perú
El proyecto Alianza de Oro: experiencia andina de defensa de los derechos humanos frente a la actividad minera, financiado por la Unión Europea, culminó el primer ciclo de conferencias introductorias, el cual tiene por objetivo conocer la realidad económica, social y política de los países “aliados” del proyecto, ante el extractivismo y su impacto en los derechos humanos.
La Paz, Bolivia, 9 de junio de 2021 – Cierre del primer ciclo de conferencias virtuales entre Bolivia, Ecuador y Perú del proyecto Alianza de Oro: experiencia andina de defensa de los derechos humanos frente a la actividad minera. Las conferencias plantearon un espacio de intercambio de experiencias de las instituciones que ejecutan el proyecto; CEDIB Centro de Documentación e información (Bolivia), Centro de Estudios Regionales Andinos Bartolomé de Las Casas – CBC (Perú), COMUNIDEC Fundación de Desarrollo (Ecuador), haciendo un repaso histórico, contexto nacional, reflexión y plenaria en torno a la situación particular de estos tres países.

En Bolivia y Perú, el extractivismo ha prevalecido desde la época colonial, arraigada a una fuerte dependencia de la explotación de los recursos naturales, Ecuador se suma a este proceso extractivista minero a partir de los años 70. Los tres países en los cuales se ejecuta el proyecto: Bolivia, Ecuador y Perú, comparten una relación histórica con el modelo extractivista que a pesar de haber tenido épocas de auge y atribuir la bonanza económica en ciertos periodos, ha demostrado ser insostenible, presentando más impactos negativos y adversos a las comunidades indígenas, sus territorios y de manera extensiva a toda la dinámica socioeconómica de los países.
Las presentaciones sobre el contexto de las tres regiones, identificaron un modelo extractivista exacerbado, de acuerdo a lo expuesto por los conferencistas de estos países. Se presentaron tres dimensiones básicas del extractivismo: el volumen de recursos extraídos, intensidad en la extracción y destino del recurso, caracterizada por el control territorial por parte de las cooperativas y empresas transnacionales extractivistas, a través de concesiones que promueven la expansión territorial de la minería, que en muchos casos ocupan territorios indígenas y áreas protegidas, amparados en estrategias políticas, económicas estatales, que en numerosas ocasiones vulneran el derecho a la consulta previa o se hace caso omiso a la decisión de los pueblos.
De acuerdo a la información proporcionada por los conferencistas, el modelo extractivista es un común denominador en la región y el impacto ambiental, social y económico evidencia la vulneración de derechos individuales y colectivos. Por lo tanto, las acciones del proyecto Alianza de oro son necesarias para promover prácticas más responsables y sostenibles por parte de las empresas mineras, fortalecer a las comunidades y organizaciones, impulsar políticas publicas favorables al medio ambiente y al respeto de los Derechos Humanos, haciendo incidencia a nivel gubernamental e intersectorial y socializando estudios conjuntos e información sobre la actividad minera en las comunidades beneficiaria.
hace caso omiso a la decisión de los pueblos.
De acuerdo a la información proporcionada por los conferencistas, el modelo extractivista es un común denominador en la región y el impacto ambiental, social y económico evidencia la vulneración de derechos individuales y colectivos. Por lo tanto, las acciones del proyecto Alianza de oro son necesarias para promover prácticas más responsables y sostenibles por parte de las empresas mineras, fortalecer a las comunidades y organizaciones, impulsar políticas publicas favorables al medio ambiente y al respeto de los Derechos Humanos, haciendo incidencia a nivel gubernamental e intersectorial y socializando estudios conjuntos e información sobre la actividad minera en las comunidades beneficiaria.
munidades indígenas, sus territorios y de manera extensiva a toda la dinámica socioeconómica de los países.
Las presentaciones sobre el contexto de las tres regiones, identificaron un modelo extractivista exacerbado, de acuerdo a lo expuesto por los conferencistas de estos países. Se presentaron tres dimensiones básicas del extractivismo: el volumen de recursos extraídos, intensidad en la extracción y destino del recurso, caracterizada por el control territorial por parte de las cooperativas y empresas transnacionales extractivistas, a través de concesiones que promueven la expansión territorial de la minería, que en muchos casos ocupan territorios indígenas y áreas protegidas, amparados en estrategias políticas, económicas estatales, que en numerosas ocasiones vulneran el derecho a la consulta previa o se hace caso omiso a la decisión de los pueblos.
De acuerdo a la información proporcionada por los conferencistas, el modelo extractivista es un común denominador en la región y el impacto ambiental, social y económico evidencia la vulneración de derechos individuales y colectivos. Por lo tanto, las acciones del proyecto Alianza de oro son necesarias para promover prácticas más responsables y sostenibles por parte de las empresas mineras, fortalecer a las comunidades y organizaciones, impulsar políticas publicas favorables al medio ambiente y al respeto de los Derechos Humanos, haciendo incidencia a nivel gubernamental e intersectorial y socializando estudios conjuntos e información sobre la actividad minera en las comunidades beneficiaria.